02

– El despacho

Nuestro despacho tiene su origen en el año 1.995, en el que los abogados que lo integramos nos dimos de alta como abogados en ejercicio en el Ilustre Colegio de Abogados de Lleida, actividad profesional que hemos desarrollado en forma exclusiva y no interrumpida desde entonces.

Después de prestar servicios para prestigiosos despachos de abogados y asesorías de empresa de la ciudad de Lleida, en el año 2.011 nos decidimos a abrir nuestro propio despacho profesional, situado en Rambla Ferran, número 1, 2º 3ª, muy cerca del edificio de los Juzgados y de la Audiencia Provincial de Lleida, en la principal zona financiera y de servicios de la ciudad.

Prestamos servicios jurídicos de excelente calidad, actuando siempre de forma independiente.

Inspirados en nuestra actividad diaria por el buen hacer jurídico del antiguo despacho Mercadé, fundado por D. Francisco Mercadé Pontí, podemos afirmar con orgullo que prestamos servicios jurídicos de excelente calidad, actuando siempre de forma independiente, con probada honestidad, seriedad y responsabilidad.

Forman parte de nuestra clientela tanto pequeñas y medianas empresas, como autónomos, familias y particulares.

Nos dedicamos exclusivamente a la abogacía, y atendemos a nuestros clientes en castellano, catalán e inglés.

– Filosofía

Nuestra forma de trabajar se basa en nuestra experiencia ininterrumpida de más de veinte años de ejercicio profesional de la abogacía, y se apoya en tres pilares fundamentales: la atención personalizada al cliente, el riguroso estudio jurídico de los asuntos que se nos encomiendan, y un escrupuloso respeto a las normas de deontología profesional.

Si el encargo lo requiere, formamos equipo con otros profesionales, provengan o no del sector jurídico.

En todo asunto que se nos encomienda para nuestro consejo jurídico, pactamos libremente los honorarios con nuestros clientes, preparamos presupuestos de honorarios profesionales y firmamos hojas de encargo, adaptándonos a las circunstancias de los clientes.